AVES DE PRESA

Aves de presa o lo que es lo mismo, una peli bastante regulera, pero contradictoriamente muy necesaria en estos tiempos que corren, dónde las mujeres empiezan a abrirse merecido camino dentro del mundo de MARVEL y DC, entre otras…

Igual de necesaria que Supergirl o Batwoman, ambas de la factoría CW, pero que le dan una vuelta de tuerca al género, en esta ocasión, dando visibilidad al colectivo LGTBIQ.

Es verdad que si bien era necesario que la mujer fuera adentrándose en la historia comiquera, no debería estar reñido que lo hiciera por la puerta grande.

Wonder Woman, nos enseñó que el mundo de las Amazonas, lejos está de las versiones patriarcales y fálicas que nos trajo el cine de los años 60-70, dónde éstas representaban únicamente un complemento estético.

Lisbeth Salander nos demostró que las mujeres también pueden ser hackers, y Trinity puso de manifiesto que sin ella, Neo, no habría sobrevivido a la pesadilla de MATRIX.

Liberadas de las barreras estereotipadas, no se entiende tampoco, el intento fallido con CAPITANA MARVEL, que me resultó altamente descafeinada para la importancia que realmente tiene el personaje dentro de la cosmología marveliana. No es gratuito que esta superheroína porte ni más ni menos que el nombre de la propia franquicia en su símbolo.

Volviendo un poco al inicio, resaltar que Aves de Presa, nos sitúa en algún tiempo después de la derrota de Enchantress , el Joker rompe con Harle Quinn y la arroja a las calles de Ciudad Gótica. Ella es acogida por Doc, el anciano propietario de un restaurante taiwanés, y se recupera de su relación abusiva cortándose el pelo, adoptando una hiena manchada (a quien llama Bruce por Bruce Wayne), practicando roller derby y volando por los aires la planta Ace Chemicals, donde se comprometió con el Joker años antes.

A partir de aquí, empieza un despropósito de entretenimiento sin orden ni concierto, fiel al estilo de su predecesora, Escuadrón Suicida, dónde se nos presentó por primera vez al personaje HARLEY QUINN, interpretada en esta ocasión también por Margot Robbie con mucho acierto, ya que sabe muy bien transmitir ese carácter entre psicótico e inocente del personaje.

Aún así, como dice la cultura popular: «mucho arroz para tan poco pollo«. Vaya por delante que debería estar engrosando la categoría de peli perfecta para echar una siesta o para verla durante un un vuelo transoceánico. No se me ocurren mejores escenarios…

Como digo una película entretenida sin más, sin pretensiones de revolucionar el género, y que es perfecta para disfrutar en pantalla grande, ya que su universo visual merece la pena. Desde las primeras escenas donde la explosión de colores forma una paleta única, hasta esas escenas que son más propias de un FESTIVAL HOLI, o de un anuncio de la marca DESIGUAL, que de una película de superhéroes.

También es cierto que la taquilla no ayudó tampoco mucho y no ha sido muy generosa ya que recaudó un 50% menos de las previsiones esperadas y apenas recupera parte de la inversión de la productora.

Nos queda aún en el aire saber si tendremos nueva entrega de la saga con las compibitches en breve. Habrá que esperar a que pase toda esta locura del covid19 para ver algo de luz al final del túnel de Hollywood.

Como siempre un placer leernos siempre en estas líneas…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: