Lovecraft Country, Watchmen y demás conflictos raciales

Corría el año 1921, cuando tuvo lugar la Masacre en la ciudad americana de TULSA, más concretamente el 31 de mayo y el 1 de junio. Multitudes de residentes blancos atacaron a residentes y negocios negros del distrito de Greenwood en Tulsa , Oklahoma, en lo que se ha llamado «el peor incidente de violencia racial en la historia de Estados Unidos».

El ataque, llevado a cabo en tierra y desde aviones privados, destruyó más de 35 bloques cuadrados del distrito, en ese momento la comunidad negra más rica de los Estados Unidos, conocida como «Black Wall Street«.

Y así, con este funesto y terrorífico pasaje de la historia americana como trasfondo, empieza WATCHMEN, la aclamada serie de HBO.

Tuve que mirar en internet para comprobar si era real o no, tal abominable relato de la Historia.

Lo mismo sucede con la recién estrenada LOVECRAFT COUNTRY dónde la trama transcurre mientras el conflicto racial está en su mayor auge con la segregación de la población afroamericana a mediados del siglo XX, en Chicago.

He elegido estas 2 series para llevar a cabo más que un análisis de sus tramas, un análisis global de lo que representan o el rol que ahora mismo juegan en el activismo afroamericano televisivo (si es que se me permite tal definición)

Watchmen, lleva intrínseco en sus venas la denuncia social y una visión crítica de la sociedad americana y sus preceptos supremacistas. Ya en su origen, Alan Moore, se encargó como Mago del Caos, en llevar a su obra, su visión anárquica contra los poderes preestablecidos, y su visión, menos idealizada de los superhéroes, tal y como se conocían. La serie de HBO, aunque colea del cómic, tiene su propio hilo argumental, que toma forma basándose en un alegato propio.

Ambas series, como comento, tienen como hilo conductor la masacre de Tulsa y un fuerte alegato en pro de los derechos sociales, tanto de tipo racial, como de naturaleza feminista, entre otras reivindicaciones…

Lovecraft Country, sobrevuela con más o menos acierto la denuncia de la ideología que tenía de la «raza» el escritor de Providence.

Se hace un poco difícil, comentar esta serie, basada en el libro homónimo de Matt Ruff. Sin duda, un alegato con tintes pulp que nos muestra el racismo más monstruoso, a la par que nos adentra en la denuncia social a golpe de hechizos y magia oscura…

Como digo, no es casual que ambas series, estén ahora en boga de todo y de todos, WATCHMEN, con sus no pocas 26 nominaciones a los Emmy, y el merecidísimo premio a la interpretación para su protagonista Regina King, en el papel de la protagonista Sister Night.

Todo ello, mientras tenemos la mirada fijada en EEUU y denunciamos aquello que debería ser obvio #BlackLivesMatter

Y es que las cosas también están cambiando en Hollywood y el lobby afroamericano sigue empeñado en enseñar músculo, la cual, cosa me parece perfecta. No ha llovido tanto desde que en 2017, la ceremonia de los Oscar viviera un verdadero Black Power y ahora es el turno de que suceda en la pequeña pantalla.

Por eso, son tan necesarias, series como WATCHMEN, LOVECRAFT COUNTRY, dónde las voces de los que fueron tantos años oprimidos, resuenen en nuestras conciencias. Tramas tan necesarias, como los lugares dónde se desarrollan y los personajes que las interpretan, puesto que la «historia blanca» borró los hechos y las caras de lo que ahora denuncian. Y que nos sirven para recordar y evitar cometer los mismo errores, hecho que al parecer estamos condenados a repetir en la historia…

Próximamente, hablaremos también de THE BOYS, la serie de Amazon Prime y de su personaje STORMFRONT, como elemento antagónico de lo que aquí relatamos. Pero eso, como digo, lo dejaremos para un siguiente post, y una vez que haya finalizado la 2ª temporada de ésta fantástica serie de superhéroes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: